Domingo, 01 Diciembre 2013 19:00

Colaboracion: cuando la ilusion muere

Escrito por Fernando

Ha pasado bastante tiempo desde mi último post así como cambios en mi vida. En recuento, escribí sobre mi relación pasada donde era normalmente aceptada por la familia y amigos. Hoy vengo a contarles los cambios que he hecho y la forma en la que me estoy consumiendo por mí mismo, voy en el primer semestre de una Maestría en Ciencias Computacionales y pasé de ser el sabelotodo (en la licenciatura) a ser la burla en la Maestría, estoy emocionalmente acabado y tengo estancada la realización de mi persona pensante, tal vez aburro porque mi historia no trae sexo ni problemas directamente homosexuales, vengo aquí a tomar este espacio como simple deshago de lo que aún no encuentro cual sea el motivo de mi perdición.

Les cuento… primero que nada les hablaré un poco de mi forma de pensar, soy totalmente conservador, soy de los que sueñan formar un hogar al lado de un hombre para apoyarnos mutuamente, es decir, he idealizado eso desde mi anterior relación (de 5 años de duración). Llegar del trabajo y que alguien te espere (y no precisamente tus papas) es mi sueño y con ese mismo sueño yo empecé mi ¿Actual? Relación. Todo empezó hace años atrás, él estaba en mi generación de la preparatoria y simplemente yo lo veía como alguien más, fue años después (aproximadamente 5) cuando supe que él era gay y que había tronado con su pareja, tuvimos un encuentro semisexual ese dia y no lo volvía a ver hasta después de dos o tres años que pasó lo mismo pero esta vez al siguiente día me levante con ganas de saber de él cuando me habla por Facebook (que ya nos teníamos, por cierto) y empezamos a entablar plática y formalizamos una cita, todo fue tan rápido desde ese punto a tal grado que al mes ya estaba yo de novio.

Los dos estábamos por finalizar nuestra Licenciatura, yo terminé un semestre antes que él y cuando estaba haciendo mi tesis me llegó la propuesta de entrar a esta maestría que les comenté anteriormente, es de relevancia comentarles que la maestría me la ofrecían en una ciudad a un día de camino en autobús. Mi sueño de ésta aventura lo compartí con él, como anteriormente les comenté el estaba por terminar y coincidimos en la idea de irnos a vivir juntos, en dado caso que yo fuera un postulante positivo. Soñamos diariamente como seria vivir juntos, creo que recordarlo es de lo que más me duele, cuando me decía “Mientras tu estés estudiando Amor, yo te voy a dar un masaje” o “cuando llegues de la escuela yo te esperaré acostado para que te metas en las cobijas conmigo”… Yo y tu… tu y yo.

Llegó el momento de hacer los trámites correspondientes, fue un proceso en el cuál yo tuve que viajar constantemente a esta ciudad, la primera vez que tenía que viajar estábamos de fiesta y me volteó a ver fijamente y me dijo “no quiero que te vayas, no entres a esa maestría” desde ese día todo fue en declive. No voy a profundizar en la pelea que tuvimos ese día pero yo proseguí con mis sueños. Se llega un mes antes de los resultados de la postulación y viene consigo una estocada que me ha dejado una herida de la cual sigue sangrando no mi dolor sino mi mente y mi concentración. Me pidió que habláramos y le cito más o menos lo que recuerdo:

“ Franky, yo no puedo seguir tus sueños, yo tengo los míos, yo no puedo ir tras de ti, la verdad yo te seguí el  <rollo> con eso de irnos, yo nunca me quise ir”.

La canción de Miley Cyrus embonó con ese momento, el vino como una bola de demolición y me destruyó. A raíz de ese día he tenido muchos problemas internos, problemas alarmantes que para poder contarles les tengo que platicar un poco de mi ciudad natal.

Mi ciudad, no sé si como otras, ha caído en nosotros los jóvenes, no somos más que una ola de zombies que solo pensamos en beber (me incluyo porque aún no puedo salir de ello), la costumbre empieza cada miércoles, lo mismo, ir a dar una vuelta a las calles a ingerir alcohol y termina en domingos con salidas a albercas o cosas por el estilo.

Después de esa breve explicación de cómo nos comportamos en mi ciudad vengo a decirles y a contarles una parte de mí de la cual estoy muy apenado. Después de que llegara la bola de demolición contra mí y después de que me cortara me volvió a buscar argumentando que en su casa se enteraron de lo nuestro y quería platicar, yo accedí porque en verdad quería verlo, en resumidas cuentas me quería ver para volver, pero ya sin la idea de que él se iba a ir conmigo y yo accedí, bueno y es que ¿cuántas parejas heterosexuales se han separado? Y aún así han sobrevivido, pensé yo, continuando con mi amorío pero con la diferencia que dentro de mí crecía un rencor hacia el que lamentablemente lo saqué.

Para contarles la parte oscura de mi tengo que tomar en cuenta algunos detalles, DETALLES, palabra muy significativa y adjunta a este párrafo. Soy una persona muy detallista, será que me acostumbré a mi relación pasada, yo me esmeraba cada mes en regalarle cosas, cosas que, aunque suene materialista, son de valor, yo obtuve de él solamente un disco de mi artista favorito, que no lo veo mal, la diferencia está en que él trabajaba y yo vivía de trabajos sin contrato ni ley, donde a veces pensaba en no gastar en las chelas para darle algo a él, le di bastante cosas que un día me di cuenta que me hacían falta esos detalles para conmigo y le dije “Yo hago lo posible para darte algo y aunque suene materialista, a ver dime: No sientes bonito cuando te regalo algo?” y sí coincidió conmigo y pacto en dejar las salidas para tratar de ser detallista para conmigo. Abro un paréntesis y dígame ¿Qué homosexual no se fija en marcas y le encanta el dinero?. Bueno, ya dicho lo que yo sentía, esperanzado por el cambio… nunca sucedió y un día los dos molestos coincidimos en unas albercas y Franky (o sea yo) estaba hasta las madres de alcohol y empezó con la noche más oscura de su vida, lo maldije delante de la gente, le dije lo poco que valía y lo mucho que me daba mi anterior pareja, sin entrar en detalles, hasta a mi mejor amiga la pendejie y le dije muchas cosas que ni siquiera las recuerdo, también las amigas de el recibieron insultos, pero ellas no son relevantes. Me levanté al siguiente día con culpa y no pude recordar exactamente todo lo que había echo y después que me refrescaran la memoria me quise morir, nadie se merece lo que yo le hice.

Bueno, son muchos detalles los que tengo que platicar pero no puedo meterme más a fondo, porque yo creo que ya se quedaron en el segundo párrafo y pensaron que este texto era una bola de porquería. Llega el día de mi partida, para esto él no me quería ver en pintura y ese día me mando mensaje y me dijo que no podía dejarme ir sin verme y así fue, lágrimas y más lágrimas rodaron de mi pidiéndole perdón por todas esas palabras que le dije y más porque me puse en evidencia con sus amigos y público externo a nosotros, aclaro, yo no soy así, creo que todo esto fue raíz de las promesas que me hizo y de haberme seguido el rollo para irnos a vivir juntos.

Sin más rollo y omitiendo muchos detalles, aquí estoy en la maestría sin poder escribir mi anteproyecto que tengo que presentar en menos de un mes y que debí de haber empezado hace 4 meses, no logro concentrarme, no puedo, le pedí perdón, quiero seguir con él y sigo con él, es decir, tengo escasos 4 días que me hablo diciendo que no podía estar sin mí pero no veo el compromiso que yo quiero, no sé qué hacer, he actuado ya mal en dos borracheras más desde la vez esa de la alberca y con gente que ni conozco, yo no soy así, no sé qué es lo que tengo, ocupo ayuda, hablo con mis amigos y siento que de tanto que me he quejado con ellos ya ni me escuchan, va ya un año que estoy con él y siento el vacío de su falta de compromiso pero veo que aun quiere estar conmigo.

Espero que me lean y les dejo el link de mi post anterior, por si gustan tener más bases de cómo soy, ojalá algún psicólogo me leyera e interpretara mis palabras.

Saludos de todo corazón.

Franky. México.

 

Visto 12202 veces

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Juan Andres Martes, 17 Diciembre 2013 04:59 publicado por Juan Andres

    lo que creo: muchas veces esperamos algo de la vida, sin prepararnos para ello, muchas veces pedimos cambios, cuando el cambio debe venir de uno mismo. A veces no estamos en la capacidad o condición de ver, o comprender situaciones. En esos días todo es confuso (y tendemos a ponernos en situaciones mas confusas aún, los que nos rodean lo perciben y se alejan, todo un caos pues, entramos en depresión y la apatía nos embarga. Las respuestas no son sencillas, pero si nos damos un tiempo propio (buscamos ser felices con nosotros mismos primeros) el orden y las respuestas van apareciendo y por supuesto, lo que perciba la gente será este nuevo individuo enfocado a quienes todos querrán acercarse. Ya esta trillado pero es un axioma, la felicidad depende de estar bien con uno mismo y las relaciones mejoran cuando aportamos ese estado de bienestar mental.

  • Enlace al Comentario guillermo Viernes, 06 Diciembre 2013 04:25 publicado por guillermo

    basicamente he visto un niño quejandose que no le dan suficientes regalos y que le encanta irse de fiesta cada vez que puede... solo faltaba que dijeras que por ser gay te tenia que gustar obligatoriamente paulina rubio

    pues yo soy gay y no me interesan las marcas de ropa ni nada de eso, solo compro ropa cuando la que tengo deja de ser \"usable\", y para que llegue ese momento pueden pasar años, literalmente.

    ¿no has pensando que la razon por la que no te hace caso para compromiso serio es que no te ve lo suficientemente maduro?? porque como novio te puede aguantar, pero como marido (y lo digo asi xq se que en mexico el matrimonio existe) a lo mejor no esta dispuesto a aguantar tus chiquilladas. Una cosa es aguantar las pataletas del enamorado unas cuantas horas al dia y luego librarse de él, comvivir todo el dia con el aguantar reclamos constantes... es otra muy distinta...

  • Enlace al Comentario FER Domingo, 01 Diciembre 2013 15:14 publicado por FER

    Edgar te doy mi opinion ...
    Eso de costumbre de tomar licor es de cada uno, nadie te obliga a hacerlo, asi que la culpa de ello solo puede ser tuya.
    El que te de regalos o no, sea del mes o nunca ... tiene que tener relacion con lo que siente por ti ?, de ser asi, quien regala ... mas quiere mas ? no me parece logico, yo no soy de regalar en fechas, pero si de preocuparme por el bienestar de mi amorzote.
    marcas ... modelos ... logotipos ... el valor de todo cada uno solo se lo das tu, y no .. no todos los gays se fijan en ello, el hacerlo solo por ser gay solo reflejaria falta de personalidad, es decir, si el pensamiento es .... \" como soy gay debo fijarme en las marcas\" , pues es ilogico, eso debe ser algo propio de la personalidad y no tiene que ver con la sexualidad.

    Ahi esta mi opinion , un poco dura pero directa
    un abrazo
    FER

Deja un comentario